Categoría: Actividad Deportiva

musculo-brazo

La relación entre masa muscular y diabetes: control y prevención

La relación entre la masa muscular y la diabetes es un tema crucial para quienes viven con esta condición. La pérdida de masa muscular puede presentar desafíos en el control de la diabetes. Sin embargo, con el enfoque adecuado en el ejercicio y la alimentación, es posible minimizar esta pérdida y promover la ganancia de masa muscular. El envejecimiento y los distintos tipos de diabetes pueden acelerar la pérdida de masa muscular, pero con estrategias de entrenamiento y una nutrición adecuada, se puede prevenir esta pérdida y mejorar la calidad de vida. Exploraremos las estrategias de entrenamiento y la importancia de la alimentación en este artículo.

Impacto de la diabetes en la masa muscular

La diabetes tiene un impacto significativo en la masa muscular, especialmente en personas que envejecen o que padecen de diabetes tipo 1 o tipo 2. El envejecimiento se asocia con una pérdida gradual de masa muscular, especialmente de las fibras tipo 2 responsables de la generación de potencia y fuerza. La diabetes, por su parte, acelera este proceso de pérdida muscular.

Efectos del envejecimiento

A partir de los 50 años, se produce una pérdida progresiva de masa muscular debido al envejecimiento. Esta pérdida se debe principalmente a la disminución de las fibras musculares tipo 2, que son responsables de generar potencia y fuerza. El envejecimiento también se asocia con una disminución en la capacidad funcional, lo que dificulta aún más el control de la diabetes.

Influencia de la diabetes tipo 1 y tipo 2

Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 tienen un impacto significativo en la masa muscular. En la diabetes tipo 1, que se presenta generalmente en personas jóvenes, el cuerpo no produce insulina, lo cual dificulta la absorción de glucosa por las células musculares y puede llevar a una pérdida de masa muscular. Por otro lado, en la diabetes tipo 2, que se presenta principalmente en personas mayores y está relacionada con la resistencia a la insulina, la acumulación de glucosa en la sangre puede afectar negativamente la síntesis de proteínas musculares y contribuir a la pérdida de masa muscular.

Estrategias de entrenamiento para personas con diabetes

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza es una estrategia fundamental para las personas con diabetes. Consiste en realizar ejercicios que involucren el uso de resistencia, como levantamiento de pesas, ejercicios con bandas elásticas o máquinas de fuerza. Este tipo de entrenamiento ayuda a aumentar la masa muscular y mejorar la sensibilidad a la insulina. Para un rendimiento óptimo, se recomienda realizar el entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana, enfocándose en trabajar diferentes grupos musculares. Es importante seguir una progresión gradual, incrementando la intensidad y los pesos utilizados de manera segura y controlada.

Importancia del entrenamiento aeróbico

El entrenamiento aeróbico, como caminar, correr, nadar o montar en bicicleta, también desempeña un papel importante en el control de la diabetes. Aunque su impacto en la ganancia de masa muscular es limitado, ayuda a mejorar la resistencia, la capacidad cardiovascular y a reducir los niveles de glucosa en sangre. Es recomendable realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana, distribuidos en sesiones de al menos 10 minutos. Es importante elegir actividades que sean seguras y apropiadas para cada persona, teniendo en cuenta su nivel de condición física y salud.

  • Realizar ejercicios de resistencia como levantamiento de pesas o trabajar con bandas elásticas.
  • Seguir una progresión gradual en el entrenamiento de fuerza, aumentando la intensidad y los pesos utilizados de manera segura y controlada.
  • Realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana.
  • Elegir actividades físicas seguras y apropiadas para cada persona, teniendo en cuenta su nivel de condición física y salud.

Al combinar el entrenamiento de fuerza con el ejercicio aeróbico, se promueve un equilibrio saludable entre la ganancia de masa muscular y el control de la glucosa en sangre. Consultar siempre con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier programa de entrenamiento.

Papel de la nutrición en el control de la masa muscular

Ingesta proteica y su relación con la diabetes

La ingesta adecuada de proteínas desempeña un papel fundamental en el control de la masa muscular y la diabetes. Consumir suficientes proteínas ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular y promueve su ganancia. Para las personas con diabetes, es especialmente importante mantener un equilibrio en los niveles de glucosa en sangre al elegir fuentes de proteínas, como carnes magras, pescado, legumbres y productos lácteos bajos en grasa. Además, la distribución adecuada de proteínas a lo largo del día puede contribuir a un mejor control de la glucemia.

Importancia de las grasas y control glucémico

Además de la ingesta de proteínas, las grasas juegan un papel crucial en el control de la masa muscular y la diabetes. Es fundamental optar por grasas saludables, como las encontradas en el aguacate, el aceite de oliva y los frutos secos, en lugar de grasas saturadas o trans. Estas grasas saludables ayudan a reducir la inflamación y promueven la salud cardiovascular.

En lo que respecta al control glucémico, es esencial evitar los alimentos con alto contenido de azúcares y carbohidratos refinados, ya que pueden elevar los niveles de glucosa en sangre. Optar por carbohidratos complejos, como granos integrales, frutas y verduras, ayuda a mantener los niveles de glucosa estables y proporciona energía para el entrenamiento y el crecimiento muscular.

marina-bermejo(1)

Diabetes tipo 2: Marina Bermejo nos explica cómo revertirla

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo utiliza la glucosa (azúcar) en sangre. Para comprender mejor esta condición, podemos recurrir a la información proporcionada por Marina Bermejo, una enfermera especializada en diabetes tipo 2. Según Marina Bermejo, la diabetes tipo 2 se diferencia de la diabetes tipo 1 en que, en la tipo 2, el cuerpo aún produce insulina, pero desarrolla resistencia a ella.

Resistencia a la insulina

Marina explica que esta resistencia a la insulina se debe a un bloqueo en el hígado y los músculos, lo que dificulta la entrada de glucosa a estas células. Como resultado, el exceso de energía se almacena en otros tejidos, como el tejido graso, el corazón y el hígado, lo que puede llevar a complicaciones de salud a largo plazo.

Es importante destacar que la diabetes tipo 2 no está exclusivamente relacionada con el sobrepeso u obesidad, aunque estas condiciones sí aumentan el riesgo. Incluso las personas aparentemente delgadas pueden desarrollar esta enfermedad si tienen una masa muscular reducida.

En la diabetes tipo 2 sí que se libera insulina pero se genera una resistencia a la insulina. Cuando hablo de resistencia es porque hay como una especie de bloqueo tanto en el hígado como en los músculos.

Resistencia a la insulina

Para controlar la diabetes tipo 2 y prevenir complicaciones, es fundamental adoptar hábitos de vida saludables, como una alimentación equilibrada, actividad física regular y seguimiento médico adecuado.

Los medicamentos para la diabetes tipo 2 actúan de diferentes maneras para ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre. Según la información proporcionada por Marina Bermejo, enfermera especializada en diabetes tipo 2, existen varios tipos de medicamentos utilizados comúnmente.

Uno de los medicamentos más comunes es la metformina, que mejora la sensibilidad a la insulina y ayuda a eliminar el exceso de glucosa en el cuerpo. Otros medicamentos pueden estimular la liberación de insulina para facilitar el procesamiento de la glucosa.

Además, se han vuelto populares las inyecciones de los llamados agonistas del receptor de GLP-1, como los agonistas de las incretinas. Estos medicamentos también mejoran la sensibilidad a la insulina y disminuyen el apetito, lo que puede ayudar a reducir la ingesta de calorías.

Sin embargo, Marina enfatiza que la medicación por sí sola no es suficiente para controlar la diabetes tipo 2. Es importante combinarla con otros enfoques, como una alimentación saludable, actividad física regular y educación sobre la enfermedad.

Importancia de la información

Es cierto que la diabetes tipo 2 es una enfermedad compleja y requiere un enfoque integral que incluya información sobre la fisiología de la enfermedad, pautas dietéticas, manejo de la medicación, ejercicio físico y otros aspectos importantes.

Desafortunadamente, el tiempo limitado en las consultas médicas puede dificultar la transmisión de toda esta información de manera efectiva. Sin embargo, es positivo que intentes compensar esta limitación a través de blog como el de Marina “Comete la Diabetes“, donde puedes encontrar información valiosa y aprender más sobre la enfermedad.

La educación en diabetes tipo 2 es fundamental para que las personas comprendan la patología, superen la incertidumbre y tomen decisiones informadas sobre su estilo de vida y tratamiento. Además, es necesario brindar apoyo constante y acceso a recursos educativos para que los pacientes puedan manejar adecuadamente su condición.

Aunque el sistema actual presenta desafíos, es importante seguir promoviendo la importancia de la educación y la necesidad de una atención integral para las personas con diabetes tipo 2. La conciencia y la difusión de información confiable a través de diferentes canales, como tu blog, pueden ser de gran ayuda para aquellos que buscan una mayor comprensión y control de su enfermedad.

Deporte y diabetes tipo 2

Según Marina Bermejo, especialista en diabetes tipo 2, el deporte y la actividad física son de suma importancia para las personas con esta enfermedad. Marina destaca que la calidad de la masa muscular y el hígado son fundamentales para utilizar y almacenar adecuadamente la glucosa en el cuerpo. Además, combinar una alimentación equilibrada con ejercicio de fuerza y movimientos a lo largo del día puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y revertir la diabetes tipo 2 en algunos casos.

Es importante tener en cuenta que la constancia en el cuidado de la salud y la adherencia a un estilo de vida saludable son clave para mantener los beneficios del deporte y la actividad física. Marina enfatiza la importancia de buscar ayuda y orientación profesional en caso de no tener experiencia previa en la práctica de ejercicio de fuerza, especialmente en personas mayores.

La constancia en la alimentación, el ejercicio y otros aspectos de cuidado personal pueden tener un impacto positivo en el manejo de la enfermedad.

Revertir la diabetes

Ejercicios de fuerza

Cuando se trata de ejercicios de fuerza, es importante tener en cuenta la edad y el nivel de experiencia de la persona. Para aquellos que son nuevos en el ejercicio o tienen movilidad limitada, es recomendable comenzar con ejercicios básicos como sentarse y levantarse de una silla para aprender las bases de una sentadilla.

Por otro lado, para aquellos que tienen experiencia previa en entrenamiento de fuerza, se puede ajustar el programa de ejercicios de acuerdo a sus objetivos y capacidades. Es importante destacar que cada persona es diferente y es necesario adaptar el plan de entrenamiento a su contexto individual, incluyendo posibles lesiones o dificultades para moverse.

En cuanto a la gestión de los carbohidratos, esta es una parte importante de la alimentación para el ejercicio de fuerza. Los carbohidratos proporcionan energía necesaria para realizar los entrenamientos y ayudan en la recuperación muscular. Es importante consultar con un profesional de la salud o nutricionista para obtener pautas específicas sobre la ingesta de carbohidratos y cómo incorporarlos de manera adecuada en la alimentación.

En resumen, la clave está en individualizar el programa de ejercicios de fuerza de acuerdo a la edad, experiencia, objetivos y contexto de la persona. Además, la gestión adecuada de los carbohidratos es importante para apoyar el rendimiento y la recuperación muscular.

Video completo

Alimentación

Según lo mencionado por Marina Bermejo, experta en diabetes tipo 2, la gestión de la alimentación en personas con esta enfermedad se enfoca en contar las raciones de alimentos para controlar la ingesta de carbohidratos. Sin embargo, Marina destaca que es importante evitar restricciones excesivas en la alimentación, ya que esto puede generar ansiedad y atracones.

Marina enfatiza la importancia de elaborar un plan flexible de alimentación que incluya todos los macronutrientes: carbohidratos, grasas y proteínas. Aunque se adapta a los objetivos individuales de cada persona, también toma en consideración sus necesidades nutricionales y su relación con la comida. Por ejemplo, si alguien tiene antecedentes de atracones, restringir demasiado ciertos alimentos puede generar más ansiedad y dificultar el progreso hacia los objetivos de glucemia y composición corporal.

Marina menciona que la flexibilidad en la alimentación permite gestionar mejor la disponibilidad de comida durante eventos sociales, como las celebraciones navideñas. Esto ayuda a mantener una relación saludable con la comida y lograr resultados satisfactorios en términos de pérdida de peso y mejora de glucemias.

En resumen, la gestión de la alimentación en personas con diabetes tipo 2 se basa en contar raciones de alimentos y adaptar el plan nutricional a los objetivos individuales. Es importante evitar restricciones excesivas y tomar en cuenta la relación emocional con la comida para lograr una alimentación equilibrada y sostenible.

Servicio Sin Glucosa Alta: Apoyo Integral para Personas con Diabetes

El Servicio Sin Glucosa Alta, liderado por Marina Bermejo, ofrece un enfoque integral y personalizado para ayudar a las personas con diabetes. A través de una comunicación constante y seguimiento semanal, este servicio busca brindar apoyo continuo y resolver cualquier duda u obstáculo que puedan surgir.

Una de las principales características del servicio es el acompañamiento diario que proporciona Marina a sus clientes. Esta interacción regular permite abordar dudas de manera inmediata y brindar soluciones personalizadas para superar cualquier desafío. La respuesta inmediata y la implementación de nuevas herramientas son aspectos clave para mantener el progreso y garantizar que los clientes se sientan respaldados.

Además, Marina realiza un seguimiento semanal de las métricas de sus clientes, como los niveles de glucosa, el peso y las medidas de cintura y cadera. También se les pide a los clientes que completen un formulario para evaluar su progreso y los desafíos que han enfrentado durante la semana. De esta manera, Marina puede adaptar el plan nutricional y de entrenamiento según las necesidades individuales de cada persona.

Los testimonios en la cuenta de Instagram de Marina Bermejo son evidencia del impacto positivo que este servicio ha tenido en la vida de las personas. Los resultados incluyen la reducción de la hemoglobina glicosilada, pérdida de peso, disminución de la ansiedad por la comida y mejoría general en la energía y la movilidad.

Marina destaca la importancia de individualizar el tratamiento para cada persona, ya que cada individuo tiene experiencias y necesidades únicas. No se puede aplicar el mismo enfoque a todos, por lo que es fundamental adaptar el plan según las circunstancias y preferencias de cada persona.

Importancia de la tecnología en diabetes tipo 2

La tecnología ha revolucionado el manejo de la diabetes, y es importante que todas las personas con diabetes tengan acceso a herramientas como medidores de glucosa para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Se ha demostrado que la tecnología aplicada a la diabetes mejora el control glucémico y reduce la frecuencia y gravedad de los episodios relacionados con la enfermedad.

Es frustrante ver que algunas personas con diabetes, especialmente aquellos con diabetes tipo 2, no tienen acceso a información y herramientas necesarias para controlar su condición. No debería haber restricciones para acceder a dispositivos como sensores de glucosa, ya que proporcionan información vital para un tratamiento adecuado.

Un ejemplo personal es el caso de una clienta que tenía niveles altos de glucosa pero no se le proporcionaron tiras reactivas por parte de su enfermera. Esto resalta la importancia de tener acceso a herramientas para monitorear los niveles de glucosa y hacer ajustes en el tratamiento según sea necesario.

Acceso a la tecnología

Es fundamental que todas las personas con diabetes, independientemente del tipo, tengan acceso a la tecnología y las herramientas necesarias para monitorear sus niveles de azúcar en sangre. Algunas opciones incluyen el uso de parches y aplicaciones móviles que permiten monitorear los niveles de glucosa y compartir los datos con los profesionales de la salud.

Controlar los niveles de azúcar en sangre es crucial para el manejo efectivo de la diabetes. Todos los diabéticos deben tener acceso a las herramientas necesarias para monitorear su glucosa, lo que les permitirá tomar decisiones informadas sobre la dieta, el ejercicio y el tratamiento.

gym

Cómo mantener una rutina de ejercicio constante si tienes diabetes

El ejercicio regular es clave para mantener un estilo de vida saludable siendo una persona con diabetes. Antes de comenzar, es importante consultar con tu médico y realizar pruebas de glucosa. Establece metas alcanzables y encuentra un tipo de ejercicio que disfrutes. Mantén una rutina constante, haciendo ejercicio a la misma hora todos los días y creando un calendario. Busca compañía para ejercitarte y elige actividades como caminar, nadar y entrenamiento de resistencia. Tras hacer ejercicio, controla tus niveles de glucosa, mantente hidratado y realiza estiramientos.

Beneficios del ejercicio para personas con diabetes

El ejercicio regular proporciona una serie de beneficios para las personas con diabetes, que van más allá de la mejora de la salud en general. Estos beneficios incluyen:

Mejora del control glucémico

Realizar ejercicio de manera regular ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control. El ejercicio aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que permite que el cuerpo utilice mejor el azúcar como fuente de energía. Además, puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina, lo que es especialmente beneficioso para las personas con diabetes tipo 2.

Aumento de la resistencia física

El ejercicio regular ayuda a fortalecer el sistema cardiovascular y respiratorio, lo que se traduce en un aumento de la resistencia física. Esto resulta especialmente útil para las personas con diabetes, ya que muchas veces experimentan síntomas de fatiga y falta de energía.

Promoción de un estilo de vida saludable

El ejercicio regular forma parte de un estilo de vida saludable. Al integrarlo en la rutina diaria, se fomenta la adopción de hábitos positivos que van más allá de la actividad física en sí. Además, puede ayudar a controlar el peso corporal, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y mejorar la calidad de vida en general.

Precauciones antes de comenzar una rutina de ejercicio

Consultar con el médico

Antes de empezar cualquier programa de ejercicio, es fundamental consultar con tu médico. Él podrá evaluarte y brindarte recomendaciones específicas para tu condición de diabetes. Recuerda que cada persona es única y, por lo tanto, es importante obtener una evaluación médica individualizada.

Realizar pruebas de glucosa antes de hacer ejercicio

Antes de iniciar tu rutina de ejercicio, es importante comprobar tus niveles de glucosa en sangre para asegurarte de que están dentro del rango objetivo. Esto te ayudará a prevenir posibles hipoglucemias o hiperglucemias durante la actividad física. Si tus niveles están fuera del rango objetivo, consulta con tu médico para determinar las medidas apropiadas a tomar.

Llevar identificación médica

Es fundamental llevar contigo información médica identificativa en caso de emergencia. Esto puede incluir llevar una tarjeta de identificación médica que indique tu condición de diabetes y cualquier otra información relevante, como alergias o medicamentos que estés tomando. Esto ayudará a los profesionales de la salud a tomar decisiones adecuadas en caso de que ocurra alguna situación de emergencia durante el ejercicio.

Consejos prácticos para motivarse a hacer ejercicio regularmente

Establecer metas alcanzables

Para mantener una rutina de ejercicio constante siendo una persona con diabetes, es importante establecer metas alcanzables. Define objetivos realistas y adaptados a tus necesidades y capacidades. Esto te ayudará a mantenerte motivado y a medir tu progreso a lo largo del tiempo.

Encontrar un tipo de ejercicio que se disfrute

Elegir un tipo de ejercicio que te guste y disfrutes realizar es fundamental para mantener la constancia. Puedes explorar diferentes opciones como caminar, nadar, bailar o practicar deportes en equipo. Encuentra una actividad que te motive y te divierta, de esta manera será más fácil incorporarla a tu rutina.

Integrar el ejercicio en la vida diaria

Una forma efectiva de mantener una rutina de ejercicio constante es integrarlo en tu vida diaria. Busca oportunidades para ser activo en tu rutina diaria, como subir escaleras en lugar de usar el ascensor, caminar en lugar de tomar el coche, o hacer pausas activas durante tu jornada laboral. De esta manera, estarás agregando actividad física a tu día a día sin tener que dedicarle tiempo extra.

Mantener una rutina de ejercicio constante

Hacer ejercicio a la misma hora todos los días

Para mantener una rutina de ejercicio constante, es recomendable establecer un horario fijo cada día. Escoge el momento que más te convenga y haz de la actividad física una prioridad en tu agenda diaria. Esto te ayudará a desarrollar un hábito y a mantener una disciplina constante.

Establecer un calendario de ejercicios

Crear un calendario semanal con tu plan de ejercicios te permitirá organizarte mejor. Selecciona los días y las horas en las que te comprometerás a realizar tu rutina de ejercicio. Visualizar tu plan te ayudará a mantener la motivación y te recordará la importancia de dedicar ese tiempo a cuidar tu salud.

Encontrar compañía para hacer ejercicio

Buscar compañía para ejercitarte puede resultar muy beneficioso en diferentes aspectos. Hacer ejercicio con un amigo o un grupo de personas te proporcionará apoyo y motivación mutua. Además, compartir la experiencia con alguien puede hacer que el ejercicio sea más divertido y agradable.

Ejercicios recomendados para personas con diabetes

Caminar

El caminar es una actividad física accesible y beneficiosa para las personas con diabetes. Puedes comenzar caminando a un ritmo moderado durante 30 minutos al día, e ir aumentando gradualmente la duración y la intensidad de tus caminatas. Además de mejorar la salud cardiovascular, caminar ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre y a mantener un peso saludable.

Nadar

La natación es otro ejercicio recomendado para las personas con diabetes. Nadar es una actividad de bajo impacto que beneficia tanto al sistema cardiovascular como a los músculos. Sumergirse en el agua favorece la resistencia y la flexibilidad, al tiempo que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. Puedes nadar en una piscina, practicar aquagym o incluso hacer snorkel.

Entrenamiento de resistencia

El entrenamiento de resistencia, como levantar pesas o hacer ejercicios con el propio peso corporal, es importante para fortalecer los músculos y mejorar la resistencia física. Estas actividades también pueden ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre y a aumentar el metabolismo basal, lo que facilita el mantenimiento de un peso saludable. Es recomendable realizar ejercicios de resistencia al menos dos días a la semana, alternando los grupos musculares.

  • Camina todos los días durante al menos 30 minutos.
  • Practica natación de forma regular, al menos dos veces por semana.
  • Incluye entrenamiento de resistencia en tu rutina varias veces a la semana.
  • Recuerda consultar siempre a tu médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicio.

Cuidados después de hacer ejercicio

Controlar los niveles de glucosa post ejercicio

Después de hacer ejercicio, es importante controlar tus niveles de glucosa para asegurarte de que se mantengan en un rango saludable. Utiliza un medidor de glucosa para realizar una prueba y verifica si necesitas algún ajuste en tus medicamentos o alimentos.

Hidratarse adecuadamente

La hidratación es fundamental después de hacer ejercicio, especialmente para las personas con diabetes. Bebe agua o líquidos sin azúcar para reponer los líquidos perdidos durante el ejercicio. Evita las bebidas azucaradas que pueden afectar tus niveles de glucosa.

Realizar estiramientos y enfriamiento

Finaliza tu sesión de ejercicio con una serie de estiramientos para ayudar a tus músculos a recuperarse y prevenir lesiones. Dedica al menos 10 minutos a estirar los músculos principales que has trabajado durante el ejercicio. Además, realiza una fase de enfriamiento gradual, disminuyendo la intensidad del ejercicio antes de detenerte por completo.

running-3190775_1280

Cuidado de pies y prevención de lesiones en deportistas diabéticos

El cuidado de los pies en personas con diabetes que practican deporte es fundamental para prevenir lesiones. Es importante mantener los pies limpios y secos, cortar adecuadamente las uñas y usar calzado apropiado. También se debe evitar situaciones que afecten la circulación, cambiar diariamente los calcetines, no caminar descalzo y mantenerse alejado del calor extremo. Además, controlar el nivel de azúcar en sangre con una dieta balanceada, medicación adecuada y ejercicio regular es fundamental. Evitar la hipoglucemia durante la actividad física también es importante.

Importancia del cuidado de los pies en personas con diabetes

Las personas con diabetes deben prestar especial atención al cuidado de sus pies debido a la susceptibilidad a desarrollar complicaciones en esta zona del cuerpo. La diabetes puede afectar la circulación sanguínea y la sensibilidad en los pies, lo que aumenta el riesgo de lesiones y dificulta la curación de heridas.

El cuidado adecuado de los pies es crucial para evitar problemas como úlceras, infecciones y amputaciones. Mantener los pies limpios y secos es fundamental para prevenir posibles infecciones. Es recomendable lavar los pies a diario con agua templada y secarlos cuidadosamente, prestando especial atención a los espacios entre los dedos.

Otro aspecto importante es el corte adecuado de las uñas. Utiliza tijeras con punta roma y lima suavemente las asperezas para evitar heridas o irregularidades que puedan causar molestias o infecciones. Es fundamental evitar cortar las uñas demasiado cortas, ya que esto podría provocar dolor y favorecer la aparición de uñas encarnadas.

El uso de calzado adecuado es esencial para prevenir lesiones en los pies. Se recomienda utilizar zapatos livianos, flexibles y con suela antideslizante. Es importante el ajuste correcto, evitando que los zapatos estén muy ajustados o demasiado sueltos. Además, asegúrate de que el calzado no tenga costuras interiores que puedan causar rozaduras o ampollas.

Además, es crucial evitar situaciones que empeoren la circulación en los pies. No caminar descalzo, mantenerse alejado del calor extremo como fuegos, estufas o radiadores, y cambiar los calcetines o medias a diario ayudará a mantener una buena circulación en la zona. Asimismo, evita el uso de remedios caseros y objetos cortantes para eliminar durezas o callosidades, ya que esto puede causar lesiones e infecciones.

Prevención de lesiones en los pies

Mantener los pies limpios y secos

Es fundamental mantener los pies limpios y secos para prevenir infecciones y lesiones en personas con diabetes que practican deporte. Se recomienda lavar los pies a diario con agua templada, evitando el uso de agua caliente que pueda dañar la piel. Es importante secar cuidadosamente los pies, prestando especial atención a los espacios entre los dedos, ya que la humedad propicia la proliferación de hongos. Además, se debe evitar la aplicación de cremas hidratantes entre los dedos para prevenir la aparición de infecciones por exceso de humedad.

Corte adecuado de las uñas

Realizar un corte adecuado de las uñas es esencial para prevenir lesiones en los pies. Se recomienda utilizar tijeras con punta roma y limar suavemente las asperezas para evitar bordes afilados que puedan causar heridas. Es importante no cortar las uñas demasiado cortas para evitar la aparición de uñas encarnadas. Asimismo, se debe evitar cortarse las cutículas, ya que pueden actuar como barrera protectora.

Uso de calzado adecuado

Seleccionar el calzado adecuado es crucial para prevenir lesiones en los pies de las personas con diabetes que practican deporte. Se recomienda optar por calzado ligero, flexible y con suela antideslizante. El calzado no debe tener costuras interiores que puedan causar rozaduras o ampollas. Es importante asegurarse de que el calzado se ajuste correctamente, ni demasiado flojo ni apretado. Además, se debe mantener los zapatos aireados y secos para prevenir la aparición de hongos.

Evitar situaciones que empeoren la circulación

Es fundamental evitar situaciones que puedan empeorar la circulación sanguínea en los pies de las personas con diabetes. Se recomienda no cruzar las piernas durante largos períodos de tiempo, ya que esto dificulta el flujo sanguíneo. Asimismo, se debe evitar estar de pie o sentado en la misma posición durante mucho tiempo. Realizar movimientos y ejercicios para activar la circulación, como levantar los pies o flexionar los tobillos, puede ser de gran ayuda.

Cambio diario de calcetines o medias

El cambio diario de calcetines o medias es importante para mantener los pies secos y prevenir infecciones en personas con diabetes que practican deporte. Se recomienda utilizar calcetines o medias de algodón o tejidos transpirables, que absorben la humedad y permiten la ventilación del pie. Además, es fundamental asegurarse de que los calcetines o medias no estén demasiado ajustados, ya que pueden dificultar la circulación sanguínea.

Evitar caminar descalzo y mantenerse alejado del calor extremo

Es crucial evitar caminar descalzo en todo momento para prevenir lesiones en los pies de las personas con diabetes. El uso de calzado apropiado, incluso en el hogar, es fundamental. Además, se debe evitar acercar los pies al fuego, estufas o radiadores, ya que el calor extremo puede causar quemaduras o lesiones en la piel.

Cuidado de durezas y callosidades

El cuidado de durezas y callosidades es fundamental en el cuidado de los pies de las personas con diabetes que practican deporte. Se recomienda no utilizar remedios caseros ni remedios callicidas para eliminar durezas o callosidades, ya que pueden provocar lesiones en la piel. En su lugar, se debe acudir a un especialista en podología para realizar un adecuado tratamiento y cuidado de estas afecciones.

Control adecuado del nivel de azúcar en sangre

El control del nivel de azúcar en sangre es fundamental para prevenir complicaciones en las personas con diabetes que practican deporte. Esto se logra mediante una combinación de dieta balanceada, medicación prescrita, ejercicio regular y la prevención de la hipoglucemia durante la actividad física.

Dieta balanceada

Una alimentación equilibrada es clave para regular los niveles de azúcar en sangre. Es necesario evitar alimentos con alto contenido de azúcares refinados y optar por opciones más saludables, como frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras. Además, es importante controlar las porciones y mantener una ingesta adecuada de carbohidratos para mantener la energía durante la práctica deportiva.

Medicación prescrita

Es fundamental seguir fielmente el tratamiento medicamentoso prescrito por el médico especialista. Esto puede incluir la administración de insulina o el uso de otros medicamentos para regular los niveles de azúcar en sangre. Es importante mantener los horarios de toma y las dosis indicadas, así como informar al médico sobre cualquier cambio en la actividad física o en el estilo de vida.

Importancia del ejercicio regular

El ejercicio regular tiene un impacto positivo en el control de la glucosa en sangre. La actividad física ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina, lo que facilita la entrada de glucosa en las células. Se recomienda realizar ejercicios aeróbicos como caminar, nadar o andar en bicicleta, así como ejercicios de resistencia para fortalecer los músculos. Es necesario ajustar la intensidad y la duración de la actividad de acuerdo con las recomendaciones médicas y realizar un seguimiento constante de los niveles de glucosa antes, durante y después del ejercicio.

Evitar la hipoglucemia durante la actividad física

En personas con diabetes que practican deporte, es importante prevenir la hipoglucemia o bajos niveles de azúcar en sangre durante la actividad física. Para ello, se recomienda realizar pruebas regulares de glucosa antes, durante y después del ejercicio, ajustar la ingesta de carbohidratos antes y durante la actividad, llevar consigo alimentos o bebidas con azúcares de acción rápida en caso de hipoglucemia y estar alerta a los síntomas de baja glucosa, como mareos, sudoración excesiva o debilidad.

Luisa Villaneda 00006

Yo elegí tener diabetes: Luisa Villaneda ejemplo de superación

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Hay diferentes tipos de diabetes, como la tipo 1, tipo 2 y… ¡sorpresa! ¡La tipo 3C también existe!

Resulta que existe una variante llamada diabetes tipo 3C. Esta versión es un poco peculiar, ya que está relacionada con problemas en el páncreas, como la pancreatitis crónica o incluso la extirpación quirúrgica del órgano.

En esta charla, conocimos a alguien muy especial, Luisa Villaneda: una administradora de empresas y educadora en diabetes. Nos contó que a veces es difícil aceptar el diagnóstico de diabetes, pero nos animó a abrazarla y aprender a controlarla.

¡La clave está en el conocimiento y la autoconciencia!

Imagínate tener un tumor en el páncreas que produce cantidades locas de insulina u otras hormonas. Eso es lo que le sucedió a nuestra valiente entrevistada, Luisa Villaneda. Tuvo que someterse a múltiples cirugías y finalmente perdió por completo su páncreas.

Yo tenía un tumor neuroendocrino que producía mucha insulina. En la búsqueda de ese tumor, que son muy pequeños, la decisión fue quitar el páncreas.

Luisa Villaneda

La diabetes tipo 3C viene con sus propios desafíos. No solo se trata de manejar la insulina, sino también de considerar otras funciones del páncreas relacionadas con el sistema gastrointestinal.

Luisa nos comparte su experiencia personal lidiando con la diabetes tipo 3C. Destaca la importancia de no solo centrarse en la insulina, sino también en las otras funciones del páncreas.

Al quitar el páncreas también quitas el bazo, la vesícula y parte del intestino.

Vol 1 Yo elegí tener diabetes: Hablamos con Luisa, un ejemplo de superación y resiliencia diabética

Es una historia llena de giros y vueltas, pero también nos recuerda la importancia de considerar todos los aspectos del páncreas en el manejo de esta enfermedad.

El proceso de diagnóstico no fue una fiesta precisamente. Le hicieron pasar por un ayuno y realizaron pruebas para evaluar la producción de insulina en su cuerpo. Fue una carrera contra el tiempo, pero finalmente obtuvieron los resultados y confirmaron su diagnóstico.

Luisa nos habla sobre la relación entre el páncreas y la diabetes. Resulta que el páncreas no es solo un órgano con nombre gracioso, sino que desempeña un papel crucial en la producción de insulina y en la digestión. ¡Hablamos de un trabajador multitarea!

El páncreas tiene una función endocrina, es la facilidad de producir insulina y glucagón, y otra función exocrina, producen tres encimas muy importantes para la digestión de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Funciones del páncreas

Luisa nos cuenta sobre otra hormona llamada glucagón. Resulta que esta pequeñita es la encargada de elevar los niveles de azúcar en la sangre. Todo un equipo dinámico de hormonas en acción.

Desafortunadamente, cuando el páncreas no funciona correctamente, pueden surgir complicaciones. Luisa nos explica que tuvo que lidiar con un tumor pancreático que causaba estragos en su producción de insulina.

Luisa también reconoce que su conocimiento sobre el páncreas, especialmente en cuanto a su función exocrina en la digestión, es limitado. Pero está bien no ser un experto en todo. ¡Siempre hay espacio para aprender más!

Nos enseña sobre la importancia del páncreas en la producción de insulina, la función del glucagón y la importancia de comprender las diferentes funciones del páncreas. ¡Un recorrido informativo lleno de giros y sorpresas!

Imagínate que estás sentado en la mesa, disfrutando de una deliciosa comida. Bueno, resulta que tu cuerpo tiene un equipo de jugadores llamados jugos gástricos en el estómago. Estos jugos dicen: “¡Hey, esto es una grasa, vamos a romperla!” Y luego se dirigen a las harinas y dicen: “¡A romper esto también!”. ¿Qué significa romper? Bueno, es como convertir los alimentos en moléculas más pequeñas para que el cuerpo pueda digerirlos fácilmente. Todo esto sucede gracias a las enzimas digestivas que se encuentran en el páncreas.

Enzimas pancreáticas

Después de todo ese proceso de jugos digestivos en el estómago, pasamos al intestino. Y aquí viene lo interesante: cada parte del intestino tiene su trabajo. Cada uno dice: “¡Esto es lo que yo necesito absorber del alimento para funcionar correctamente!” Es como un juego de roles muy bien organizado.

Ahora, aquí viene algo importante. Resulta que el intestino es especialmente crucial para las personas con diabetes. ¿Por qué? Porque ayuda a absorber los alimentos de manera adecuada. De hecho, existen medicamentos orales que se enfocan en mejorar la absorción de alimentos en el intestino para personas con diabetes.

Pero ¿Qué pasa si no tienes un páncreas funcionando como el resto de nosotros? Bueno, en el caso de Luisa, ella tuvo una cirugía en la que le quitaron todo el páncreas. Ahora, ella depende de las enzimas pancreáticas que toma con cada comida para ayudar a su proceso digestivo.

Tu cuerpo no asimila las grasas, no puedes comer muchas harinas porque no puedes procesarlas y trata de comer fibra y frutas y vegetales, y no olvides las proteínas porque empezaras a perder músculos.

Pero no te preocupes, si se olvida de tomar las pastillas de enzimas pancreáticas, Luisa nos dice “no pasa nada”. Aunque, claro, es importante seguirlas tomando para asegurar una buena digestión.

Tomarte las pastillas después no funciona, eso supone 4 horas sintiéndome mal.

El páncreas desempeña un papel clave en la digestión, produciendo enzimas que ayudan a descomponer los alimentos. El intestino también tiene su papel en la absorción de nutrientes. Para aquellos que no tienen un páncreas funcionando correctamente, como Luisa, tomar enzimas pancreáticas puede ser necesario para una buena digestión.

Nos habló sobre la importancia de tomar su medicación, no tomarla puede llevar a síntomas desagradables como dolor de estómago y visitas frecuentes al baño. Así que recordemos siempre tomar nuestras pastillas y no olvidar nunca la insulina.

Pero aquí viene lo interesante: resulta que nuestra protagonista tomó una decisión inusual. Antes de tener diabetes, sufría de hipoglucemia severa, lo cual era un verdadero calvario. Constantes visitas al hospital y la necesidad de comer cada dos horas. Así que decidió tener diabetes para evitar ese problema. Ahora administra su condición como cualquier otro diabético, ¡pero con una historia bastante peculiar!

Una ventaja para mi es tener diabetes, a ti te tocó tener diabetes, yo escogí tener diabetes.

Y no es solo ella, ¡la diabetes parece ser cosa de familia! Su hermano también tiene diabetes tipo 1. Pero no dejan que eso los detenga, toman precauciones cuando salen, como informar a otros sobre su condición y tener a mano información de contacto de emergencia.

Esta entrevista nos muestra la importancia de tomar nuestra medicación, los retos que la protagonista enfrentó y cómo decidió tomar su destino en sus manos. ¡Asegurémonos de siempre tener nuestras pastillas y nuestra insulina a mano, y enfrentemos juntos los desafíos de la vida con una sonrisa!

Luisa hizo hincapié en la importancia de obtener información confiable y no creer todo lo que se encuentra en internet. ¡Cuidado con los mitos y las falsedades! También destacó que los médicos tienen una perspectiva cada vez más abierta hacia los pacientes con diabetes, lo cual es genial.

Hablamos sobre el miedo y la incomodidad que puede surgir al recibir un diagnóstico de diabetes, pero nuestra experta explicó que gran parte de eso viene de la desinformación. La clave está en educarse y aprender cómo manejar la enfermedad de manera adecuada.

También mencionó la importancia de pensar críticamente sobre las dietas y cómo cada persona puede tener respuestas diferentes a ciertos alimentos. Después de todo, ¡todos somos únicos!

Sabes, cuando se trata de probar diferentes dietas o ejercicios, es importante tener en cuenta cómo te afectarán personalmente. No todos reaccionamos igual a los mismos cambios en nuestra alimentación o rutina de ejercicio.

En resumen, esta entrevista nos enseñó que educarse sobre la diabetes es fundamental, desmitificar ideas falsas y adaptar el manejo de la enfermedad a nuestras propias circunstancias. ¡Así que vamos a abrazar nuestra diabetes con confianza y seguir aprendiendo para vivir una vida saludable y feliz!

Así que recuerda, no tengas miedo de probar cosas nuevas, pero siempre busca información y orientación adecuada. Cada persona es diferente y lo que funciona para algunos puede no funcionar para otros. Aprende de tu propio cuerpo, sé consciente de tus necesidades y disfruta del proceso de descubrimiento hacia una vida saludable.

Vol 2 Yo elegí tener diabetes: Hablamos con Luisa, un ejemplo de superación y resiliencia diabética
Antonio Alza

Puedo ser Policía y tener diabetes?: Antonio Alza policía diabetico

Los avances en el tratamiento y manejo de la diabetes, como las bombas de insulina, los sistemas de monitorización continua de glucosa y los tratamientos farmacológicos avanzados, han mejorado significativamente la calidad de vida de las personas con diabetes. Además, se han logrado avances importantes en la inserción laboral, permitiendo que más personas con diabetes accedan a trabajos que antes estaban restringidos.

En diabetes es crucial contar con la información y educación adecuada sobre la enfermedad para poder llevar una vida normal y controlar los niveles de glucosa de manera efectiva.

Antonio Alza

Antonio Alza, un Policía Municipal, comparte su experiencia personal con la diabetes y los desafíos que ha enfrentado en el ámbito laboral. Fue diagnosticado en 2003 a los 29 años, tras experimentar síntomas como frecuencia urinaria y pérdida de peso. Fue su madre quien reconoció estos síntomas y lo instó a hacerse la prueba, lo que llevó a su diagnóstico.

Antonio ha mantenido una actitud positiva hacia su diagnóstico y ha estado dispuesto a realizar los cambios necesarios en su estilo de vida. Él valora los avances en el tratamiento de la diabetes y los compara con el pasado, reconociendo el progreso significativo que se ha logrado.

Para cualquier trabajo pero no porque tenga diabetes, tienes que tener cierto cuidado físico. Y si vas a dedicarte a ser policía, bombero, a trabajos que van a requerir de un esfuerzo físico en un momento determinado, creo que tienes que cumplir determinadas condiciones físicas. Además tampoco es la diabetes limitante.

Referente a las pruebas físicas que se requieren para entrar en el cuerpo de policía.

Destaca que ha habido avances importantes en la inserción laboral de personas con diabetes. Anteriormente, muchas profesiones estaban restringidas para aquellos con esta condición, pero gradualmente se han eliminado esas restricciones y se ha ampliado la gama de oportunidades laborales disponibles. Aunque aún existen obstáculos y estigmas asociados con la diabetes.

Es importante perseverar y demostrar que las personas con diabetes pueden desempeñarse exitosamente en diversos trabajos.

Antonio Alza

Antonio nos cuenta cómo los avances en la tecnología y el tratamiento de la diabetes han cambiado la forma en que las personas la manejan. En el pasado, el control de la diabetes dependía en gran medida de las sensaciones. Sin embargo, ahora tenemos acceso a medidores continuos de glucosa y bombas de insulina que facilitan el monitoreo constante y el mantenimiento de niveles estables de azúcar en la sangre.

Gracias a los avances en el monitoreo continuo de glucosa y a la bomba de insulina que utiliza, Antonio ha logrado encontrar un equilibrio y controlar su diabetes de manera más efectiva. Sin embargo, reconoce que no siempre fue así, y que a día de hoy sigue confiando en sus sensaciones para controlar su enfermedad.

Muchas veces confiamos quizás en exceso en en estos aparatitos que llevamos. Y a veces se equivocan, a veces van más tarde, entonces el hecho de tener que sentir eso que sentíamos y eso que sentimos cuando vamos a entrar en hipoglucemia o en hiperglucemia me parece muy importante, porque el día que la tecnología no esté o que nos falle, para nosotros es importantísimo conocer las señales que nuestro cuerpo nos envía.

Referente al uso de la tecnología Vs sensaciones

Asignación de tareas

En cuanto a la asignación de tareas no ha tenido ningún tipo de discriminación por ser diabético. Aunque, debido a la pandemia del COVID-19, se le recomendó quedarse en la central por ser considerado grupo de riesgo, decidió salir a patrullar con sus compañeros porque sentía que era donde más podía ayudar. Su valentía y dedicación son dignas de reconocimiento.

Estrés y diabetes

En su trabajo como policía, Antonio ha experimentado situaciones de estrés que a menudo van acompañadas de un esfuerzo físico, lo que puede afectar sus niveles de azúcar en la sangre. Para contrarrestar esto, lleva consigo dextrosa para elevar sus niveles cuando comienza a sentir que están bajando.

El manejo del estrés es otro aspecto clave en la vida de las personas diabéticas, ya que puede afectar a los niveles de azúcar en la sangre. Antonio destaca la importancia de encontrar formas efectivas de gestionar el estrés, como el ejercicio regular, el tiempo de calidad con seres queridos.

Antonio menciona que a pesar de su trabajo como policía, no ha recibido ningún entrenamiento especializado sobre cómo manejar situaciones de emergencia relacionadas con la diabetes. Reconoce que es importante tener conciencia de las posibles complicaciones y estar preparado para actuar en caso de una crisis.

Antonio expresa confianza en sus habilidades para manejar su diabetes y afirma que nadie sabe o quiere decirle cómo hacerlo mejor. Si bien puede haber cursos disponibles sobre manejo del estrés, a Antonio no le han ofrecido ninguno en su entorno laboral.

Niveles de glucosa

En la entrevista, Antonio, un Policía Municipal con diabetes, comparte su experiencia en el manejo de los niveles de glucosa en la sangre. Destaca la importancia de mantener estos niveles bajo control para evitar complicaciones y asegurar un buen estado de salud.

En cuanto a su trabajo como policía, Antonio menciona que los diferentes turnos pueden tener un impacto significativo en sus niveles de glucosa. Para mantener estabilidad en sus niveles de glucosa, ha desarrollado una estrategia para gestionar su diabetes. Procura mantener un mismo horario de comidas dentro de una horquilla de dos horas más o menos. Si que nota diferencia respecto a trabajar por las noches, donde la glucosa tiende a ir a la baja, pero cuando empieza a bajar la glucosa se toma uno o dos sobres de dextrosa para compensar la bajada de azúcar.

Antonio utiliza una bomba de insulina para administrar su insulina de manera más precisa y controlada. A pesar de llevar uniforme como policía, ha encontrado una forma de ajustar su rutina de uso de la bomba para que sea cómoda y no interfiera con sus tareas diarias. Utiliza unos estuchitos que se acoplan al cinturón táctico para sostener tanto la bomba de insulina como la dextrosa, encontrando esta solución práctica y conveniente.

https://www.instagram.com/reel/C08WqbHiG47TsvyJxuUivtMyQByqSHsVX2Vp-80/

Cómo a acoplado la bomba de insulina al uniforme

Estigmatización de la diabetes

La pareja de Antonio juega un papel importante en su apoyo emocional. Ella también es diabética y está dispuesta a ayudar de inmediato, lo que brinda a Antonio un sentido de seguridad y tranquilidad.

Antonio ha enfrentado cierta estigmatización por parte de sus colegas cuando se administra inyecciones de insulina en público. Sin embargo, él cree firmemente que la diabetes no debería ser ocultada ni causar ningún problema. Compara las inyecciones de insulina con tomar una pastilla para un dolor de cabeza, enfatizando que es simplemente parte de su rutina diaria de cuidado personal.

A mí no me tiene por qué causar ningún problema. No debería tener que esconderme. No debería tener que ir a un baño a inyectarme insulina. La insulina la necesito para sobrevivir. Al final es como el que se toma una pastilla para el dolor de cabeza. No tenemos que irnos al baño a pincharnos. Lo que pasa es que está estigmatizado por lo que es. Porque al final es una inyección. Una pastilla Sí una inyección por favor vete al baño que la gente te va a ver.

En resumen, la entrevista con Antonio destaca los desafíos y estrategias en el manejo de la diabetes en el contexto de su trabajo como policía. Aunque pueda haber falta de capacitación específica en situaciones de emergencia y cierta estigmatización, Antonio ha encontrado formas efectivas de gestionar su diabetes y mantenerse saludable mientras realiza su labor policial.

Yo entiendo que si es una persona, que como yo, se ha embarcado en este tipo de profesiones, tiene unos buenos controles o que tiene unos controles por lo menos decentes porque, si no, no le van a dejar entrar, tiene que hacerse ciertas pruebas médicas y tienen que estar dentro de los niveles.
Y mucha paciencia.

Consejo práctico
Ver video completo
Ver video completo
pluma-papel

Historias de un diabético: Deporte y diabetes

El deporte y la actividad física pueden tener efectos significativos y generalmente positivos en el manejo de la diabetes.

Formas en que el deporte puede afectar la diabetes

  • Mejora la sensibilidad a la insulina: La actividad física ayuda a las células del cuerpo a utilizar la glucosa de manera más eficiente, lo que mejora la sensibilidad a la insulina. Esto significa que el cuerpo necesita menos insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre dentro del rango objetivo.
  • Control del peso: El deporte y el ejercicio pueden ayudar a mantener o reducir el peso, lo cual es importante para las personas con diabetes tipo 2, ya que la pérdida de peso puede mejorar la sensibilidad a la insulina y el control del azúcar en sangre.
  • Salud cardiovascular: La diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. El deporte y la actividad física regular mejoran la salud cardiovascular, reduciendo la presión arterial, los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Reducción del estrés: El deporte y la actividad física pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar el bienestar emocional. El estrés puede afectar negativamente los niveles de glucosa en sangre, por lo que reducirlo puede ser beneficioso para el control de la diabetes.

Aspectos a tener en cuenta al practicar deportes con diabetes

  • Monitoreo de glucosa: La actividad física puede causar cambios en los niveles de azúcar en sangre. Es fundamental monitorearlos antes, durante y después del deporte para realizar ajustes en la insulina, la alimentación o la actividad según sea necesario.
  • Hipoglucemia: El riesgo de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) puede aumentar durante y después del deporte, especialmente en personas con diabetes tipo 1 o que usan insulina. Lleve siempre consigo una fuente rápida de carbohidratos y esté preparado para tratar la hipoglucemia si es necesario.
  • Planificación de comidas y medicamentos: Es posible que deba ajustar las comidas y la medicación antes, durante y después del deporte para mantener los niveles de glucosa en sangre dentro del rango objetivo. Consulte con su médico o educador en diabetes para obtener orientación sobre cómo ajustar su plan de tratamiento.
  • Condiciones relacionadas: Si tiene complicaciones diabéticas como neuropatía, retinopatía o enfermedad cardiovascular, consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de deportes o ejercicio. Es posible que deba modificar su rutina o elegir actividades que sean más seguras y apropiadas para su situación.

Puntos clave que he aprendido

En mi experiencia personal, he aprendido algunas lecciones importantes al practicar deporte con diabetes.

  • Planificación previa al ejercicio: Antes de comenzar cualquier actividad física, es crucial hablar con tu médico y obtener su aprobación. También es importante tener un plan de acción para controlar tus niveles de azúcar en sangre antes, durante y después del ejercicio. Esto puede implicar ajustar la ingesta de carbohidratos o insulina según sea necesario.
  • Monitoreo constante: Durante el ejercicio, es fundamental monitorear regularmente tus niveles de glucosa en sangre. Esto te ayudará a detectar cualquier cambio en tus niveles y tomar las medidas adecuadas para evitar una hipoglucemia o hiperglucemia.
  • Adaptación de la alimentación: Es posible que necesites ajustar tu alimentación antes y después del ejercicio para mantener niveles estables de glucosa en sangre. Aprender qué alimentos funcionan mejor para ti y cuándo consumirlos es clave para un control efectivo de la diabetes durante el deporte.
  • Comunicación abierta: Informar a tu entrenador, compañeros de equipo y personas cercanas sobre tu condición de diabetes es esencial. Deben estar al tanto de cómo actuar en caso de una emergencia, como una hipoglucemia severa, y saber cómo administrar glucagón si es necesario.
  • Escucha a tu cuerpo: Cada persona con diabetes puede tener diferentes reacciones al ejercicio. Es importante escuchar a tu cuerpo y reconocer los signos de hipoglucemia o hiperglucemia. Si experimentas síntomas como mareos, debilidad o sudoración excesiva, detén la actividad y toma las medidas necesarias para equilibrar tus niveles de glucosa.

Conclusión

En general, practicar deportes y mantenerse activo es beneficioso para las personas con diabetes. Sin embargo, es importante planificar y monitorear antes, durante y después del ejercicio para garantizar que la actividad física sea segura y efectiva en el manejo de su diabetes.

El deporte es una parte muy importante para la persona con diabetes, ya que con el deporte se reduce la dosis de insulina que nos inyectamos, e incluso en los diabéticos tipo 2 con ejercicio diario y una buena alimentación pueden llegar a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Recuerda siempre consultar a tu médico o equipo médico para recibir un asesoramiento personalizado y ajustado a tus necesidades individuales.

Cómo afecta el ejercicio físico al cuerpo:

Ejercicio aeróbico

  • Mejora la circulación.
  • Disminuye las enfermedades del corazón.
  • Mejora los niveles de colesterol.

Entrenamientos de resistencia

  • Ayuda a mantener músculos y huesos fuertes.
  • Reduce el riesgo de fracturas y osteoporosis.
  • Aumento de la masa muscular lo que implica mayor consumo de calorías.
  • Previene la neuropatía periférica.

Ejercicios de estiramiento

  • Mantiene flexibles las articulaciones.
  • Evita la rigidez.
  • Reduce la posibilidad de sufrir lesiones.

Pilates

El pilates es una fantástica herramienta para mejorar la salud y la calidad de vida de los diabéticos, ya que integrando el pilates en su rutina diaria mejoran sus glucemias e incrementan sus niveles de energía.

Ejercicio anaeróbico (intensidad 50-75% frecuencia cardiaca)

Los ejercicios más cortos y realizados con mayor intensidad causan mayor fatiga muscular y utilizan otro tipo de fuentes de energía más inmediata glucógeno y fosfocreatina, lo que se traduce en un incremento de la glucosa en sangre ya que tu cuerpo necesita de ese aporte extra para ese momento, pero no penséis que es perjudicial para el diabético este tipo de deporte, todo lo contrario, es beneficioso ya que mejora la sensibilidad a la insulina.

El desafío del ejercicio anaeróbico

Recuerdo cuando decidí comenzar a levantar pesas en el gimnasio para ponerme en forma. Como persona con diabetes, sabía que este tipo de ejercicio anaeróbico podría tener un impacto en mis niveles de azúcar en la sangre. Tras hablar con un monitor especializado, acordamos que llevaría un plátano al gimnasio para consumirlo durante el entrenamiento y evitar posibles bajadas de azúcar. Sin embargo, descubrí que el exceso de glucosa, tanto la proveniente del plátano como la generada por mi propio organismo para hacer frente al ejercicio, causaba niveles de azúcar elevados. Aprendí la importancia de realizar controles más frecuentes después de los entrenamientos y ajustar mi ingesta de carbohidratos según mis necesidades individuales.

Las fluctuaciones en el ejercicio aeróbico

Durante el verano, solía pasar mucho tiempo en la piscina o jugando deportes como fútbol o baloncesto. Estos tipos de ejercicio aeróbico activaban mi metabolismo y requerían energía, lo que a menudo resultaba en bajadas de azúcar. Para contrarrestar esto, aprendí a aumentar mi ingesta de comida antes y después del ejercicio para mantener mis niveles de glucosa estables. Además, siempre llevaba un refrigerio conmigo, como una fruta, para consumirlo durante el ejercicio si era necesario.

Escuchar a mi cuerpo

A lo largo de mi trayectoria, he aprendido que cada persona con diabetes es única y requiere un enfoque personalizado. Escuchar a mi cuerpo se ha convertido en una parte fundamental de mi manejo diario. Si siento fatiga o mareos durante el ejercicio, tomo un descanso y monitorizo mis niveles de glucosa. También he aprendido a reconocer los signos de hipoglucemia y a tener siempre a mano glucosa de acción rápida, como tabletas de glucosa o zumo de fruta, para actuar rápidamente en caso de emergencia.

Mis experiencias personales con la diabetes y el ejercicio físico me han enseñado valiosas lecciones sobre la importancia de adaptar mi alimentación, controlar mis niveles de glucosa y escuchar las necesidades de mi cuerpo. Aunque cada persona con diabetes puede enfrentar desafíos únicos, espero que mis experiencias puedan servir de inspiración y guía para aquellos que también buscan encontrar un equilibrio saludable entre la diabetes y el ejercicio. Recuerda siempre consultar con un profesional de la salud para recibir un asesoramiento personalizado y ajustado a tus necesidades individuales.

Experiencias personales: jugando a baloncesto

Como jugador de baloncesto que he sido durante muchos años, he tenido que aprender a manejar mi diabetes durante los partidos y entrenamientos. Durante este tiempo, he experimentado situaciones en las que me llevaba agua con azúcar para evitar una hipoglucemia, pero también he enfrentado desafíos al ajustar la ingesta de azúcares y encontrar productos adecuados para reponer la glucosa durante el deporte.

  • Ajustando la ingesta de azúcares durante los partidos: Durante los partidos, solía llevar botellas de agua con azúcar para reponer la glucosa que quemaba durante el ejercicio y prevenir una hipoglucemia. Sin embargo, las botellas eran grandes, lo que resultaba en un exceso de glucosa en mi sangre al finalizar el partido. Aprendí que era necesario encontrar una forma más conveniente y segura de mantener mis niveles de azúcar estables durante el juego.
  • La falta de información y productos disponibles: En aquellos tiempos, la información y los productos disponibles para los deportistas diabéticos eran limitados. Me llevó tiempo obtener la información necesaria sobre cómo manejar mi diabetes durante el deporte y encontrar productos adecuados para reponer la glucosa de manera segura. Sin embargo, en la actualidad existen geles de glucosa de acción rápida y lenta, así como una variedad de productos diseñados específicamente para los deportistas diabéticos.
  • Importancia de la comunicación y la preparación: Es fundamental comunicar al entrenador y compañeros de equipo sobre mi diabetes. Les explico cómo medir mis niveles de azúcar y qué hacer en caso de emergencia. Además, me aseguraba de estar preparado para las competiciones, llevando los productos necesarios y realizando controles regulares de glucosa para evitar descompensaciones.
  • Registro y análisis de los niveles de azúcar: Llevar un registro de mis niveles de azúcar antes, durante y después de cada entrenamiento o partido me ha ayudado a identificar patrones y tomar decisiones adecuadas para evitar desequilibrios. Esto permite ajustar la alimentación y la ingesta de carbohidratos según las necesidades de mi cuerpo.

Conclusión

Enfrentar la diabetes mientras se practica deporte puede ser todo un desafío, pero con el tiempo y la experiencia, he aprendido a adaptarme y encontrar un equilibrio. Es importante informar a las personas cercanas sobre la diabetes, prepararse adecuadamente y utilizar los recursos disponibles para tener un manejo seguro y efectivo durante el deporte. Cada persona con diabetes es única, por lo que es esencial consultar con un profesional de la salud para recibir asesoramiento personalizado y ajustado a las necesidades individuales.

Preguntas que debes hacerte

  • ¿Llevas contigo geles de glucosa de absorción rápida y de absorción lenta para cuando lo necesites?
  • ¿Llevas glucagón por si pierdes el conocimiento? 
  • ¿Sabría tu entrenador o compañeros de equipo como administrarlo en caso de necesidad?
  • ¿En caso de pérdida de conocimiento tus entrenadores o compañeros sabrían cómo medirte el azúcar y cómo actuar llegado el caso?
  • ¿Te controlas el azúcar, antes, durante y después de cada entrenamiento, partido etc.…?
  • ¿Tu entrenador es conocedor de tu diabetes?, porque aunque él debe estar informado, su nivel de conocimiento no tiene por qué ser elevado, eres tú el responsable de tú diabetes y le debes indicar las pautas a seguir, “si salgo en mitad del entrenamiento es para controlar el azúcar”, “si ves que no me controlo los niveles de glucosa en los descansos recuérdamelo por favor”, el seguramente lo quiere hacer lo mejor posible, ayúdale.
  • ¿Cómo te preparas para una competición?
  • ¿Anotas las glucemias que te haces antes, durante y después de cada entrenamiento, y con después me refiero al resto del día, con el objetivo de encontrar un patrón y así poder tomar las decisiones más adecuadas para evitar las descompensaciones?

La persona con diabetes está en un constante aprendizaje, y tiene que hacer partícipe a su círculo más cercano y a aquellas personas que crea conveniente. Los límites te los pones tú al no informar a quien corresponda de cómo actuar en caso de hipoglucemia, o no te preparas como toca, o no llevas lo necesario para afrontar ese partido, entrenamiento, reto etc…

Natación

Deporte y diabetes: ¿Deporte aeróbico o anaeróbico?

El ejercicio físico es beneficioso para personas con diabetes. Existen dos tipos: aeróbico y anaeróbico. El ejercicio aeróbico, como caminar o nadar, utiliza glucosa como energía y puede reducir los niveles de glucosa. El anaeróbico, como levantamiento de pesas, puede aumentar los niveles de glucosa debido a la liberación de hormonas. Combinar ambos beneficia la salud. Es importante consultar a un médico antes de comenzar un programa de ejercicios y controlar los niveles de glucosa para prevenir la hipoglucemia. Para personas con diabetes tipo 1, el ejercicio puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir requerimientos. Además, la educación diabetológica es clave para establecer pautas de insulina y carbohidratos.

Ejercicio aeróbico para personas con diabetes

El ejercicio aeróbico es altamente recomendado para las personas con diabetes, ya que proporciona numerosos beneficios para el control de la enfermedad. A continuación, se presentan los tipos de ejercicio aeróbico recomendados, el impacto que tiene en los niveles de glucosa y algunas recomendaciones y precauciones importantes a tener en cuenta al realizar este tipo de ejercicio.

Tipos de ejercicio aeróbico recomendados

Dentro de los ejercicios aeróbicos, se destacan actividades como caminar, correr, nadar, montar en bicicleta y clases de aeróbic. Estas actividades implican movimientos continuos y rítmicos, que aumentan la frecuencia cardíaca y mejoran la capacidad cardiovascular. Son ideales para mejorar el control glucémico en personas con diabetes.

Impacto del ejercicio aeróbico en los niveles de glucosa

El ejercicio aeróbico es capaz de utilizar la glucosa como sustrato energético, lo que puede resultar en una disminución de los niveles de glucosa en sangre durante y después de la actividad física. Esto se debe a que los músculos en movimiento requieren de energía, y la glucosa es utilizada por ellos como fuente principal.

Una persona con diabetes que realiza ejercicio aeróbico de forma regular puede experimentar una mejora en los niveles de glucosa en sangre a largo plazo, ayudando a mantenerlos en rangos saludables.

Recomendaciones y precauciones al realizar ejercicio aeróbico

  • Consultar con un médico o especialista en diabetes antes de comenzar cualquier programa de ejercicio físico.
  • Iniciar el ejercicio aeróbico de forma gradual, aumentando la intensidad y duración de manera progresiva.
  • Realizar sesiones de calentamiento y estiramiento antes y después del ejercicio para evitar lesiones.
  • Monitorizar regularmente los niveles de glucosa antes, durante y después del ejercicio para prevenir la hipoglucemia.
  • Tener siempre a mano alimentos ricos en carbohidratos en caso de hipoglucemia y consumirlos según las indicaciones médicas.
  • Mantener una hidratación adecuada durante la actividad física.
  • Considerar el uso de dispositivos de monitorización continua de glucosa para un control más preciso.

Ejercicio anaeróbico para personas con diabetes

El ejercicio anaeróbico es otra opción beneficiosa para las personas con diabetes, complementando el ejercicio aeróbico y brindando resultados positivos en el control de la enfermedad. A diferencia del ejercicio aeróbico que se centra en un esfuerzo continuo y moderado durante un período prolongado, el ejercicio anaeróbico se caracteriza por ráfagas cortas e intensas de actividad física.

Tipos de ejercicio anaeróbico recomendados

Existen varios tipos de ejercicio anaeróbico que pueden ser adecuados para las personas con diabetes:

  • Levantamiento de pesas
  • Entrenamiento de fuerza
  • Intervalos de alta intensidad
  • Ejercicios de resistencia

Estas actividades se enfocan en ejercitar los músculos y promover el desarrollo de masa muscular, lo cual puede tener efectos beneficiosos en el metabolismo de la glucosa.

Influencia del ejercicio anaeróbico en los niveles de glucosa

A diferencia del ejercicio aeróbico, el ejercicio anaeróbico puede tener un impacto diferente en los niveles de glucosa en sangre. Durante la actividad anaeróbica, el cuerpo tiende a liberar hormonas que pueden aumentar los niveles de glucosa debido a la necesidad de energía inmediata. Sin embargo, esto no significa que el ejercicio anaeróbico sea perjudicial para las personas con diabetes, ya que el efecto a largo plazo del ejercicio anaeróbico en el control glucémico puede ser beneficioso debido a la formación de músculo y al aumento de la sensibilidad a la insulina.

Recomendaciones y precauciones al realizar ejercicio anaeróbico

Al realizar ejercicio anaeróbico, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Consultar con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios anaeróbicos
  • Realizar calentamientos adecuados antes de cada sesión de ejercicio para reducir el riesgo de lesiones
  • Mantener una hidratación adecuada durante la actividad física
  • Controlar los niveles de glucosa antes, durante y después del ejercicio para ajustar las dosis de insulina o los alimentos ingeridos según sea necesario
  • Escuchar al cuerpo y descansar lo suficiente entre las sesiones de ejercicio para permitir una correcta recuperación muscular

El ejercicio anaeróbico puede ser una excelente opción para las personas con diabetes, complementando el ejercicio aeróbico y aportando beneficios adicionales al control de la enfermedad. Sin embargo, es crucial seguir las recomendaciones mencionadas y adaptar el programa de ejercicios según las necesidades individuales de cada persona.

Combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos

La combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos es fundamental para obtener beneficios completos en el manejo de la diabetes. Al combinar ambos tipos de ejercicio, se puede lograr un equilibrio óptimo entre la reducción de los niveles de glucosa en sangre y el desarrollo de fuerza muscular. A continuación, se detallan las ventajas y beneficios de esta combinación, así como algunas recomendaciones para programar sesiones de entrenamiento variadas.

Importancia de combinar ambos tipos de ejercicio

La combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos permite aprovechar los beneficios individuales de cada uno. Mientras que el ejercicio aeróbico ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre y fortalece el sistema cardiovascular, el ejercicio anaeróbico se enfoca en el desarrollo de fuerza y masa muscular. La combinación de ambos tipos de ejercicio garantiza un enfoque integral para el control de la diabetes y la mejora de la salud general.

Ventajas y beneficios de la combinación de ejercicios

  • Promueve la quema de calorías y la pérdida de peso, lo que es beneficioso para el control de la diabetes y la prevención de complicaciones a largo plazo.
  • Mejora la sensibilidad a la insulina, lo cual contribuye a un mejor control de los niveles de glucosa en sangre.
  • Ayuda a mantener un corazón saludable y a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, que pueden ser más comunes en personas con diabetes.
  • Fomenta el desarrollo de fuerza y masa muscular, lo cual puede ayudar a mejorar la resistencia y la capacidad física en general.
  • Contribuye a mejorar la calidad del sueño, reducir el estrés y aumentar la sensación de bienestar general.

Recomendaciones para programar sesiones de entrenamiento variadas

Para obtener los beneficios de la combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, es importante programar sesiones de entrenamiento variadas. Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  • Realiza al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a vigorosa a la semana, distribuidos en varios días.
  • Incluye ejercicios de fuerza y resistencia al menos dos veces por semana, trabajando diferentes grupos musculares.
  • Varía los tipos de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos para mantener la motivación y evitar el aburrimiento.
  • Adapta la intensidad y duración de los ejercicios según tus objetivos, nivel de condición física y recomendaciones médicas.
  • No olvides calentar antes de cada sesión de ejercicio y enfriar al finalizar para reducir el riesgo de lesiones.

La combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos ofrece numerosos beneficios para las personas con diabetes. Consulta con tu médico y busca la ayuda de un entrenador para diseñar un programa de entrenamiento adecuado a tus necesidades y objetivos específicos. ¡No esperes más, incorpora la combinación de ejercicios a tu rutina y disfruta de los beneficios para tu salud!

Consideraciones específicas para personas con diabetes tipo 1

Mejora de la sensibilidad a la insulina y control de la enfermedad

El ejercicio físico puede tener efectos positivos en las personas con diabetes tipo 1, mejorando la sensibilidad a la insulina y el control de la enfermedad. Al participar en actividades físicas regulares, el cuerpo puede utilizar la insulina de manera más eficiente, lo que puede llevar a una mejor estabilidad en los niveles de glucosa en sangre. Además, el ejercicio puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina, lo que se traduce en una mayor efectividad de la medicación.

Ajuste de dosis de insulina y control de la ingesta de carbohidratos

Es fundamental ajustar las dosis de insulina según el tipo, duración e intensidad del ejercicio realizado. Antes de comenzar cualquier actividad física, es necesario realizar mediciones de glucosa en sangre y tener en cuenta los niveles actuales para ajustar las dosis adecuadamente. Además, es importante controlar la ingesta de carbohidratos antes, durante y después del ejercicio, para mantener niveles de glucosa estables y prevenir la hipoglucemia.

Educación diabetológica y recomendaciones adicionales

La educación diabetológica desempeña un papel crucial en el manejo de la diabetes tipo 1 en relación con el ejercicio físico. Los profesionales de la salud ofrecen pautas específicas adaptadas a cada individuo, que incluyen recomendaciones sobre la intensidad y duración del entrenamiento, así como el manejo de la glucosa y la insulina. Además, es importante estar informado sobre las señales de alerta de hipoglucemia y cómo actuar en caso de que ocurra durante o después del ejercicio. Por tanto, para las personas con diabetes tipo 1, el ejercicio físico puede constituir una herramienta poderosa para mejorar la sensibilidad a la insulina y controlar la enfermedad. Sin embargo, es esencial contar con la orientación y educación diabetológica adecuada para ajustar las dosis de insulina, controlar la ingesta de carbohidratos y tomar las precauciones necesarias durante la actividad física. Con ello, se podrá obtener un mayor beneficio de los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos en el manejo de la diabetes tipo 1.

Prevención de hipoglucemia durante el ejercicio físico

El control adecuado de los niveles de glucosa antes, durante y después del ejercicio físico es fundamental para prevenir la hipoglucemia en las personas con diabetes. Aquí se presentan algunas recomendaciones y pautas importantes a tener en cuenta:

Importancia de controlar los niveles de glucosa antes y después del ejercicio

Antes de realizar cualquier actividad física, es fundamental verificar que los niveles de glucosa en sangre se encuentren dentro del rango objetivo. Esto ayudará a prevenir tanto la hipoglucemia como la hiperglucemia durante el ejercicio. Además, se recomienda medir los niveles de glucosa después del ejercicio para evaluar cualquier cambio y tomar las medidas necesarias.

Alimentos recomendados para prevenir y tratar la hipoglucemia

Cuando se realiza ejercicio físico, es importante contar con una fuente rápida de glucosa en caso de hipoglucemia. Algunos alimentos recomendados son:

  • Jugos de frutas naturales
  • Tabletas de glucosa
  • Gel de glucosa
  • Barritas energéticas

Estos alimentos pueden elevar rápidamente los niveles de glucosa en sangre y ayudar a prevenir o tratar la hipoglucemia durante el ejercicio. Es esencial llevar siempre un suministro de estos alimentos en caso de emergencia.

Monitorización continua de glucosa y recomendaciones adicionales

La monitorización continua de glucosa (MCG) es una herramienta valiosa para las personas con diabetes que realizan ejercicio físico. Permite tener un control constante de los niveles de glucosa y detectar cualquier variación en tiempo real. Es recomendable utilizar un sistema de MCG durante el ejercicio, en especial cuando se practican actividades aeróbicas intensas o se realizan entrenamientos anaeróbicos.

Además, es importante tener en cuenta otras recomendaciones adicionales para prevenir la hipoglucemia durante el ejercicio. Algunas de ellas incluyen:

  • Ajustar las dosis de insulina según las necesidades individuales antes de comenzar el ejercicio.
  • Consumir alimentos ricos en carbohidratos antes y después del ejercicio para mantener los niveles de glucosa estables.
  • Mantenerse hidratado durante el ejercicio, bebiendo suficiente agua.
  • Consultar regularmente con el médico y el equipo de atención médica para evaluar y ajustar el plan de tratamiento según los cambios en los niveles de glucosa y las necesidades individuales.
Mujer diabética practicando deporte

Beneficios del deporte para las personas diabéticas

El deporte puede ser una excelente forma de que los diabéticos se mantengan sanos y controlen su diabetes. La actividad física regular ayuda al organismo a procesar el azúcar de forma más eficaz, lo que puede ayudar a regular los niveles de glucosa en sangre. También ayuda a quemar grasa y a desarrollar músculo, dos factores importantes para la salud. Además, el ejercicio regular mejora el estado de ánimo y el bienestar general. Así que, ¿por qué no incluirlo en tu rutina diaria?

Por no hablar de que el deporte puede ser una actividad divertida. Tanto si practicas un deporte de equipo como si optas por actividades individuales como correr o nadar, es una forma excelente de moverte y mantenerte comprometido con lo que haces. Además, si encuentras algo que te gusta, es muy probable que no lo abandones.

Deportes y la actividad física también pueden ayudar a los diabéticos a reducir el estrés, lo que puede tener un efecto positivo en los niveles de glucosa en sangre. Así que, ¿por qué no coger las zapatillas y salir a la pista? Es una forma estupenda de mantenerse sano y lleno de energía, ¡y de divertirse!

Con diabetes, es importante ser consciente de cómo afecta el ejercicio a tu cuerpo. Asegúrate de controlar sus niveles de azúcar en sangre antes, durante y después de cualquier ejercicio. Consulta también a tu médico sobre cualquier cambio en la dieta o medicación que debas tomar antes de realizar actividad física. Pero no dejes que eso te impida mantenerte en buena forma física: beneficiará tanto a tu cuerpo como a tu mente

Hacer ejercicio con regularidad es una de las mejores cosas que los diabéticos pueden hacer para mantenerse sanos. Con un programa de ejercicio completo y un seguimiento cuidadoso, los diabéticos pueden disfrutar de los beneficios del deporte como cualquier otra persona.

¿Por qué el deporte es un gran aliado contra la diabetes?

La respuesta es sencilla: el deporte ayuda a mantenerse sano, física y mentalmente. No sólo eso, sino que también puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, mejorar tu estado de ánimo y reducir el estrés.

Así que desde Diabetedario te invitamos a que te pongas en marcha: el ejercicio es una parte importante del control de la diabetes. No sólo es divertido, sino que puede ser muy beneficioso para los diabéticos que desean mantenerse sanos y controlar su enfermedad. Encuentra un deporte o una actividad que se adapte a tu estilo de vida y disfruta de todos los beneficios que te ofrece.

Cómo debe preparar una persona diabética una actividad deportiva

Cuando se tiene diabetes, es importante tomar las medidas necesarias para prepararse para cualquier actividad física. He aquí algunos consejos:

  • Informa a tus entrenadores y preparadores. Asegúrate de que saben que tienes diabetes. Infórmales sobre lo que necesitas hacer para controlar la diabetes antes, durante o después de hacer ejercicio.
  • Comprueba tus niveles de azúcar en sangre antes y después del ejercicio. Esto puede ayudarte a determinar si necesitas ajustar tu dieta o medicación antes de hacer ejercicio.
  • Lleva ropa cómoda que te sirva para hacer deporte y permita que tu cuerpo se mueva libremente. En especial presta especial atención a los calcetines que debes utilizar ya que los pies son una parte del cuerpo muy delicada para una persona diabética.
  • Lleva contigo algún tentempié en caso de bajada de azúcar, como un huevo duro o una barrita energética.
  • Mantén tu nivel de hidratación a raya. asegúrate de beber mucha agua antes, durante y después de las sesiones de ejercicio.
  • Calienta adecuadamente haciendo ejercicios de estiramiento.
  • Controla tu respiración, frecuencia cardiaca y niveles de fatiga durante el ejercicio: esto puede ayudarte a ajustar los niveles de intensidad si es necesario.
  • No te exijas demasiado: si empiezas a encontrarte mal, deja de hacer ejercicio inmediatamente y ponte en contacto con tu médico.

    Si se toman el tiempo necesario para planificarlo con antelación, los diabéticos pueden practicar deporte de forma segura y sin poner en peligro su salud ¿Por qué no ponerse en marcha hoy mismo? Los beneficios sin duda merecen la pena.