Yo elegí tener diabetes: Luisa Villaneda ejemplo de superación

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Hay diferentes tipos de diabetes, como la tipo 1, tipo 2 y… ¡sorpresa! ¡La tipo 3C también existe!

Resulta que existe una variante llamada diabetes tipo 3C. Esta versión es un poco peculiar, ya que está relacionada con problemas en el páncreas, como la pancreatitis crónica o incluso la extirpación quirúrgica del órgano.

En esta charla, conocimos a alguien muy especial, Luisa Villaneda: una administradora de empresas y educadora en diabetes. Nos contó que a veces es difícil aceptar el diagnóstico de diabetes, pero nos animó a abrazarla y aprender a controlarla.

¡La clave está en el conocimiento y la autoconciencia!

Imagínate tener un tumor en el páncreas que produce cantidades locas de insulina u otras hormonas. Eso es lo que le sucedió a nuestra valiente entrevistada, Luisa Villaneda. Tuvo que someterse a múltiples cirugías y finalmente perdió por completo su páncreas.

Yo tenía un tumor neuroendocrino que producía mucha insulina. En la búsqueda de ese tumor, que son muy pequeños, la decisión fue quitar el páncreas.

Luisa Villaneda

La diabetes tipo 3C viene con sus propios desafíos. No solo se trata de manejar la insulina, sino también de considerar otras funciones del páncreas relacionadas con el sistema gastrointestinal.

Luisa nos comparte su experiencia personal lidiando con la diabetes tipo 3C. Destaca la importancia de no solo centrarse en la insulina, sino también en las otras funciones del páncreas.

Al quitar el páncreas también quitas el bazo, la vesícula y parte del intestino.

Vol 1 Yo elegí tener diabetes: Hablamos con Luisa, un ejemplo de superación y resiliencia diabética

Es una historia llena de giros y vueltas, pero también nos recuerda la importancia de considerar todos los aspectos del páncreas en el manejo de esta enfermedad.

El proceso de diagnóstico no fue una fiesta precisamente. Le hicieron pasar por un ayuno y realizaron pruebas para evaluar la producción de insulina en su cuerpo. Fue una carrera contra el tiempo, pero finalmente obtuvieron los resultados y confirmaron su diagnóstico.

Luisa nos habla sobre la relación entre el páncreas y la diabetes. Resulta que el páncreas no es solo un órgano con nombre gracioso, sino que desempeña un papel crucial en la producción de insulina y en la digestión. ¡Hablamos de un trabajador multitarea!

El páncreas tiene una función endocrina, es la facilidad de producir insulina y glucagón, y otra función exocrina, producen tres encimas muy importantes para la digestión de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Funciones del páncreas

Luisa nos cuenta sobre otra hormona llamada glucagón. Resulta que esta pequeñita es la encargada de elevar los niveles de azúcar en la sangre. Todo un equipo dinámico de hormonas en acción.

Desafortunadamente, cuando el páncreas no funciona correctamente, pueden surgir complicaciones. Luisa nos explica que tuvo que lidiar con un tumor pancreático que causaba estragos en su producción de insulina.

Luisa también reconoce que su conocimiento sobre el páncreas, especialmente en cuanto a su función exocrina en la digestión, es limitado. Pero está bien no ser un experto en todo. ¡Siempre hay espacio para aprender más!

Nos enseña sobre la importancia del páncreas en la producción de insulina, la función del glucagón y la importancia de comprender las diferentes funciones del páncreas. ¡Un recorrido informativo lleno de giros y sorpresas!

Imagínate que estás sentado en la mesa, disfrutando de una deliciosa comida. Bueno, resulta que tu cuerpo tiene un equipo de jugadores llamados jugos gástricos en el estómago. Estos jugos dicen: “¡Hey, esto es una grasa, vamos a romperla!” Y luego se dirigen a las harinas y dicen: “¡A romper esto también!”. ¿Qué significa romper? Bueno, es como convertir los alimentos en moléculas más pequeñas para que el cuerpo pueda digerirlos fácilmente. Todo esto sucede gracias a las enzimas digestivas que se encuentran en el páncreas.

Enzimas pancreáticas

Después de todo ese proceso de jugos digestivos en el estómago, pasamos al intestino. Y aquí viene lo interesante: cada parte del intestino tiene su trabajo. Cada uno dice: “¡Esto es lo que yo necesito absorber del alimento para funcionar correctamente!” Es como un juego de roles muy bien organizado.

Ahora, aquí viene algo importante. Resulta que el intestino es especialmente crucial para las personas con diabetes. ¿Por qué? Porque ayuda a absorber los alimentos de manera adecuada. De hecho, existen medicamentos orales que se enfocan en mejorar la absorción de alimentos en el intestino para personas con diabetes.

Pero ¿Qué pasa si no tienes un páncreas funcionando como el resto de nosotros? Bueno, en el caso de Luisa, ella tuvo una cirugía en la que le quitaron todo el páncreas. Ahora, ella depende de las enzimas pancreáticas que toma con cada comida para ayudar a su proceso digestivo.

Tu cuerpo no asimila las grasas, no puedes comer muchas harinas porque no puedes procesarlas y trata de comer fibra y frutas y vegetales, y no olvides las proteínas porque empezaras a perder músculos.

Pero no te preocupes, si se olvida de tomar las pastillas de enzimas pancreáticas, Luisa nos dice “no pasa nada”. Aunque, claro, es importante seguirlas tomando para asegurar una buena digestión.

Tomarte las pastillas después no funciona, eso supone 4 horas sintiéndome mal.

El páncreas desempeña un papel clave en la digestión, produciendo enzimas que ayudan a descomponer los alimentos. El intestino también tiene su papel en la absorción de nutrientes. Para aquellos que no tienen un páncreas funcionando correctamente, como Luisa, tomar enzimas pancreáticas puede ser necesario para una buena digestión.

Nos habló sobre la importancia de tomar su medicación, no tomarla puede llevar a síntomas desagradables como dolor de estómago y visitas frecuentes al baño. Así que recordemos siempre tomar nuestras pastillas y no olvidar nunca la insulina.

Pero aquí viene lo interesante: resulta que nuestra protagonista tomó una decisión inusual. Antes de tener diabetes, sufría de hipoglucemia severa, lo cual era un verdadero calvario. Constantes visitas al hospital y la necesidad de comer cada dos horas. Así que decidió tener diabetes para evitar ese problema. Ahora administra su condición como cualquier otro diabético, ¡pero con una historia bastante peculiar!

Una ventaja para mi es tener diabetes, a ti te tocó tener diabetes, yo escogí tener diabetes.

Y no es solo ella, ¡la diabetes parece ser cosa de familia! Su hermano también tiene diabetes tipo 1. Pero no dejan que eso los detenga, toman precauciones cuando salen, como informar a otros sobre su condición y tener a mano información de contacto de emergencia.

Esta entrevista nos muestra la importancia de tomar nuestra medicación, los retos que la protagonista enfrentó y cómo decidió tomar su destino en sus manos. ¡Asegurémonos de siempre tener nuestras pastillas y nuestra insulina a mano, y enfrentemos juntos los desafíos de la vida con una sonrisa!

Luisa hizo hincapié en la importancia de obtener información confiable y no creer todo lo que se encuentra en internet. ¡Cuidado con los mitos y las falsedades! También destacó que los médicos tienen una perspectiva cada vez más abierta hacia los pacientes con diabetes, lo cual es genial.

Hablamos sobre el miedo y la incomodidad que puede surgir al recibir un diagnóstico de diabetes, pero nuestra experta explicó que gran parte de eso viene de la desinformación. La clave está en educarse y aprender cómo manejar la enfermedad de manera adecuada.

También mencionó la importancia de pensar críticamente sobre las dietas y cómo cada persona puede tener respuestas diferentes a ciertos alimentos. Después de todo, ¡todos somos únicos!

Sabes, cuando se trata de probar diferentes dietas o ejercicios, es importante tener en cuenta cómo te afectarán personalmente. No todos reaccionamos igual a los mismos cambios en nuestra alimentación o rutina de ejercicio.

En resumen, esta entrevista nos enseñó que educarse sobre la diabetes es fundamental, desmitificar ideas falsas y adaptar el manejo de la enfermedad a nuestras propias circunstancias. ¡Así que vamos a abrazar nuestra diabetes con confianza y seguir aprendiendo para vivir una vida saludable y feliz!

Así que recuerda, no tengas miedo de probar cosas nuevas, pero siempre busca información y orientación adecuada. Cada persona es diferente y lo que funciona para algunos puede no funcionar para otros. Aprende de tu propio cuerpo, sé consciente de tus necesidades y disfruta del proceso de descubrimiento hacia una vida saludable.

Vol 2 Yo elegí tener diabetes: Hablamos con Luisa, un ejemplo de superación y resiliencia diabética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *